Edu Quindós

Rol: Solistas, Género: Acústica y Pop Rock, Provincia: Barcelona, País: España





Si te gusta nuestro proyecto, ayúdanos a mejorar pulsando en la publicidad:


Si te gusta nuestro proyecto, ayúdanos a mejorar pulsando en la publicidad:

Nacido en el seno de una fantástica familia normal con unos padres y hermanos (a y o) maravillosamente normales. Así que… no busques cosas raras o dramones peculiares en mi vida porque… te llevarás una decepción. Soy… pues, un tío normal con una vida normal, al que en su post adolescencia y gracias a unos maravillosos y normales amigos le llegó la pasión por la música, no como “escuchante/oidor” sino como “creador/cantor”. Si bien, de pequeño sonaban en casa grupos/solistas tan dispares como Neil Diamond (por mi madre), Queen, Spandau Ballet (por mi hermana) y música heavy en general, pero sobre todo AC/DC y Iron Maiden (por mi hermano), no fue hasta que empecé el instituto que le tomé gusto a esto de escuchar música. Los primeros en entrar y sin dar demasiado margen al resto fueron los dIRE sTRAITS, seguidos de U2 o Roxette (poca música en catalán o en español llegaba a mis oídos). Por fin, y casi coincidiendo con el último año de vida de Freddie Mercury, perdón de SU EXCELENTÍSIMO SEÑOR DON FREDDIE MERCURY, que QUEEN entró en mi vida, y lo hicieron… para quedarse.
Todo esto coincidió, también, con mis intentos por aprender a tocar la guitarra, y son intentos, porque no soy un gran guitarrista. Toco para componer y en 2015 empecé a tocar en solitario, por exigencias digamos… económicas. En 6 meses aprendí lo que llevo haciendo casi 20 años. Que no soy un maestro, vaya.
Con Torri (José Antonio Torralba), una amistad que nació en el instituto y aún se mantiene, empecé a tontear con esto de cantar y tocar, quedando para ensayar y cosas de esas, pero curiosamente más allá de alguna pequeña colaboración en un bolo, nunca hemos tocado juntos en serio.
Me estrené ante el gran público, GRAN porque había unas 150 personas y casi todas eran familia, por lo tanto, más grande… difícil, en la boda de mi hermana y bueno, nadie huyó. Así que le cogí el gustillo al tema (luego mi hermano tuvo también su ración de “hermano cantante que canta en tu boda”).
La primera banda en la que estuve se llamaba Freeriders, allí entré por Marc Gimferrer, un amigo de la infancia con el que recuperé el contacto en la universidad. Por ahora todo sigue siendo muy normal, ¿no? No va a cambiar mucho, yo aviso, pero sigue leyendo, sigue. Bien pues con Freeriders empecé lo que sería mi primera época de cantante de grupo, y allí empecé a componer algunas canciones. En Freeriders coincidí con Dani Puig, Emilio Urbina, Jordi Aguiló y Jordi Catalán y más brevemente con Sergi Boyer y Jorge Casesmeiro. Imagino que no les molestará que ponga sus nombres. Han sido parte de mi historia.
Una vez acabada la vida de Freeriders, pasé por una coral en la que lo mejor que me llevé fue el hecho de conocer a gente muy maja, pero musicalmente hablando, más bien poco o nada. Pero a raíz de mi paso por allí, a través de contactos y contactos, recaí en una orquesta, con la que hice algún bolo en fiestas de pueblo pero poco más. De esa orquesta pasé a otra, en la que más o menos tres cuartos de lo siguiente, pero que a su vez me llevó a entrar en una banda de versiones de los años 80, “El retorno de la familia Ewing” en la que también conocí a gente muy interesante, entre ellos a la familia Robisco (de la que hablaré más adelante). Yo seguía componiendo mis temas pero sin más. Perooo, fue durante el final de la época en esa banda de versiones que grabé mi primer EP bajo el nombre de FLICK (al principio era Flick of the Wrist como la canción de Queen, sensible que es uno), lo dejé en Flick porque era más corto (resultó que ya había un grupo con ese nombre, aunque… como no llegó a nada, no pasó nada tampoco). El EP lo grabé ya en la Bucbonera Records (de hecho, hacía como un año aprox que habían abierto el estudio). En la grabación participaron Ramon Solé, Jose Robisco, Raul Anglarill y Lola Rascón, y por supuesto Tomàs Robisco como técnico y mezclador.
El EP no llegó a más, pero yo seguía componiendo, aunque no estaba en ninguna banda. Resultó entonces que llegó a Barcelona el musical de Queen WE WILL ROCK YOU (que recomiendo mucho, y el que, por cierto, he visto 9 veces, aquí igual lo de “tío normal” puede sonarle rarito más de uno/a, pero…). Allí conocí a Carles Nin que posteriormente sería el bajista de PLEBEYA. Carles conocía a un guitarra (un pedazo de guitarrista, permitidme que lo diga) llamado Sito Domínguez y a un batería, Juan Carlos (si soy sincero… nunca supe su apellido, y eso que tocamos como 2 años juntos). Con Plebeya estuve 5 años, de los que nació un bonito retoño de 11 canciones llamado como no podía de ser de otro modo… “Plebeya”, si es que a originales no nos gana nadie. Ah, lo de Plebeya era un homenaje a Queen, cada uno/a que saque sus conclusiones. Por Plebeya también pasaron, Leo Ávalos, Ferran Martínez, Joan Duarte y Dani Tomás. Joan y Dani formaron parte de la última etapa de Plebeya.
Como puedes suponer, si estás leyendo esto…Plebeya se disolvió, cual azucarillo en un café. Tuvieron que pasar 3 años para que me diera el punto de hablar con Luis y Tomàs Robisco, para decirles que quería volver a grabar, esta vez en solitario y sin producción externa, aunque sí que ha habido alguna cosa del disco en la que han intervenido, pero por suerte me dejaron jugar casi al 100% con mis canciones. Para grabar contamos no solo con Luis (a todas las guitarras) sino también con Toni Mateos (batería) y Jordi Vericat “Kako” (bajo). Además, posteriormente la encantadora Jackie Sagana nos regaló su voz para el tema que da nombre al disco. STAY WITH ME tiene 12 canciones originales de un servidor (salvo la letra de “Run Wild“ que es obra de Javier Rodríguez, padre a su vez del juego para móviles Push Cars, en el que el tema se convirtió en BSO). “Green Box” suena también en otro juego para tablets y smartphones de la empresa de Javier “Push Cars Everyday Jam”. STAY WITH ME está en descarga gratuita en mi página web, y también a la venta en las principales tiendas online. No salió en formato físico, pero no está descartado en un futuro. Para promocionarlo hice algo que, creo que si yo hubiera sido un poco conocido hubiera tenido mucha repercusión. Por aquella época empezaba a hablarse cada vez más de Instagram, pero no estaba masificado. Así que decidí utilizarlo creando un concurso para que todas mis canciones tuvieran su propia portada, y que esta fuera una foto de Instagram. La portada del álbum surgió de una forma similar. Utilicé una de las fotos de la sesión que me hice con Noemí Elías (Blancadoble) para que los usuarios de Instagram la pudieran editar a su gusto. Una diseñadora e instagramer llamada @eg_ envió una que me gustó desde el primer momento y… ahí está, la luzco orgulloso como portada de mi primer disco.
SWM, pasó por debajo del radar. Conté con una agencia especializada “La Trinchera” que consiguió que apareciera en algunos medios, pero realmente no tuvo casi repercusión. En esos momentos te planteas muchas cosas. La primera… si lo que haces puede ser que no esté siguiendo el camino correcto, pero… el que aquí escribe nació cabezota, así que un par de años después me metí a grabar mi segundo disco, que seguía mi misma línea: escribir y grabar las canciones tal como a mí me gustan. ¡Ah! Presenté el disco en un concierto en la sala Luz de Gas de Barcelona, mi sala fetiche. Estuvo bien, pero bueno, no tener banda fija y esas cosas son las que hacen que quede como algo testimonial. Lo cierto es que, a Stay With Me, le faltó más promoción, ya que pasé a dedicar mis esfuerzos tanto musicales como económicos al segundo disco "Hello".
Estaba claro, que Stay no iba a ser algo pasajero, que no iba a quedarme ahí. Así que al poco tiempo de lanzarlo, empecé ya a trabajar en las canciones que luego se convirtieron en "Hello". La idea o concepto era el mismo: hacer lo que me apetecía, grabar las canciones que me gustaban manteniendo "mi estilo". Y eso es Hello, 17 (sí, 17) canciones que tienen en común algunas cosas y son muy diferentes en otras tantas. Hay una nana, varios rocks, mediostempos, toques de folk... Hay lo que me apetecía grabar. En Hello volví a contar, cómo no, con las manos de Tomàs Robisco y su Bucbonera Records (luego pasó a ser Bucbonera Studios), con Luis como guitarra y co-arreglista, Toni Mateos y en el bajo entró José Robisco, gran bajista y amigo. Sí, lo cierto es que podría llamarme Los Robisco y Edu Quindós, pero... Colaboraron la maravillosa pianista Natsuki Nishimoto (en la nana My Sweet Heart) y Paquito Escudero como percusionista en Too Late.
De nuevo autoproducido y con letra y música por mi parte. Lo de la autoproducción fue más por necesidad que por voluntad, pero... A destacar la participación en el evento de fotografía digital MOWO 2013 en Torrevieja, coordinado por Gabriel Samper, y cuyo patrocinio recayó en ShooterMag (revista de fotografía digital dirigida por Milos Kalvin que ayudó en la promo en redes del disco) y por Catalana Occidente y su campaña #gentesinmiedo.
Del mismo modo, volví a caer en lo mismo, no apoyé la promoción con el dinero que debería. Lo cierto es que es algo complejo, y siempre es más gratificante ver que tu dinero se convierte en canciones... En el caso de Hello no hubo ninguna agencia de promo desde el principio, aunque con el tiempo, unas jóvenes emprendedoras Cristina Martín y Sonia Frías, que habían montado una pequeña agencia: Jourmind, me estuvieron echando una mano, con el tiempo, solo Cristina estuvo moviendo mi música. La verdad es que es muy agradable cuando quien te mueve o lo intenta está apasionado por lo que haces. A destacar: La canción "Hello" forma parte de la BSO de una película independiente llamada NICK, del director José Pozo y coproducida por Imminent Produccions (Andorra) y la productora en la que trabajo Bamf Producciones. Bamf produjo también dos de los vídeos que grabamos: "Dream Your Dreams" y "All Your Thoughts Are His" (este último dirigido por mí). Ah, me olvidaba, "Hello" tuvo también su videoclip, usando parte del metraje de la película y partes que fuimos a rodar a Andorra. En un domingo creativo, me fui a pasear por la playa en Barcelona y grabé otro de los vídeos, este solo con mi móvil. La canción es "Long Time" y bueno, lo grabé en apenas 1 hora y lo edité la misma mañana, con lo que diríamos que me supuso unas 4 horas de tiempo, y de coste el reproductor de mp3 que compré para ir escuchando la canción mientras grababa, para que encajara bien música e imagen. A veces, estas pequeñas cosas funcionan.
Hello, es contundente y sutil a la vez. Cada una de las 17 canciones tiene vida propia. Posiblemente, lo que más me cueste, sea escribir las letras. No tanto por el idioma, que obviamente es un impedimento, si no por los temas. Como he comentado, mi vida es bastante normal, no soy un revolucionario ni protesto por todo, por lo que acabo hablando de situaciones cotidianas, sin divagar demasiado. Pero, una vez escritas, reconozco que me gusta lo que leo (ya, está sonando a ególatra elevado a X, pero... ¿si a mí no me gusta lo que hago, cómo le va a gustar a otro?).
Salvo la presentación en Luz de Gas y el concierto en MOWO, no hubo más opciones de ver y escuchar las nuevas canciones tocadas con toda la banda.
Y tras Hello... como no podía ser de otro modo, seguí componiendo. Hablé con Luis y Tomàs porque tenía que hacer algo un poco diferente. Mi economía estaba en una fase complicada. De momento, yo financio mis propios discos. Ni por ventas ni en conciertos consigo recuperar dinero, por lo que dependo de mis ahorros por el trabajo. Habían cambiado algunas cosas en el trabajo y mis cuentas eran un pelín más discretas, así que les planteé hacer un disco más austero, por así decirlo. Por supuesto, de eso no había ninguna duda, iba a grabar en Bucbonera Studios. Si con el tiempo he conseguido tener algo claro, es que la gente que tienes que tener cerca en un proyecto así, tiene que vivirlo como tú. Después, puede haber amistades, etc (como es mi caso con el equipo y los músicos con los que toco y grabo), pero es esencial que sepan de qué vas y de qué va lo que quieres hacer y, por encima de todo, que lo respeten. Desde mi primer disco tenía claro que no quería trabajar con un productor, entendiendo por productor quien le da "un aire determinado" según su criterio (que por supuesto es más que válido) a lo que yo había creado. Quede claro, que en algún punto tanto Luis como Tomàs han co-producido, al ser partícipes del sonido y por supuesto de los arreglos. Pero ellos desde el primer momento respetaron mis decisiones (buenas o malas). Eso es básico para mí, y para un proyecto en el que soy el único que está arriesgando. Así pues, si a mí me gusta... se hace y todos felices. Tras este breve inciso sobre lo tozudo que soy... prosigo.  La idea inicial era que todas o casi todas las canciones tuvieran una o dos guitarras y mi voz, salvo una de ellas "You Say I'm Cold", que quería que fuera con toda la banda. Esa era la idea, esa... Al final... han resultado ser 14 temas, de los cuales, sí, en solo 3 o 4 hay algo más que guitarras, pero... por otro lado, de una o dos guitarras y una voz... poco hay. Vaya, que al final, la cosa se hizo grande, y hay temas con 5 o 6 guitarras y alguno en el que hago varias voces. Así pues, sí, es más austero, pero no tanto como estaba previsto, y... nos fuimos a los 14 temas (el 14º es una versión de mi canción "New Bright World" de mi primer disco, acompañado por Laura Soler, una joven cantante que tiene una voz maravillosa). Colaboraron, aparte de Luis, Jose Robisco al bajo, Jordi Riera a la batería y Anna Costa al violonchelo, sí... hay un tema con violonchelo, es lo que tiene "pensar un disco más austero".
Fue muy importante para mí, tener claro que la producción iba a ser como finalmente ha sido, ya que compuse las canciones y los arreglos en esa dirección. Creo que hubiera sido un gran error plantear una maqueta al estilo de Hello o Stay with Me, con toda la banda y luego, en el estudio, tener que hacer los arreglos adaptados a lo que íbamos a grabar. Creo que me hubiera dado la sensación de que no llegaba a lo que quería. Pero no... no fue así, si no que tomé la dirección correcta. Bueno, al menos para mí, y como me encanta cómo suena, pues sí, considero que he acertado. Que guste más o menos... eso será cuestión de que haya muchos oídos pendientes. Mi objetivo es hacer canciones con las que yo disfrute y, que por sí mismas se ganen el corazón de quien las escuche. No voy a hacer lo que se supone que a mucha gente le gusta, porque implicaría componer dirigiendo la creatividad, y yo prefiero que la creatividad me dirija.
Como decía al principio, soy un tío normal, al menos yo así me veo, tengo mis neuras y chorradas, pero en general mi vida es tranquila. Mis letras también lo son. Hablo de cosas cotidianas, no hay lucha, ni odios, ni revoluciones (igual soy poco rockero, en general). Hay amistad, amor y desamor, felicidad, algo de picardía, mucho pasado y en Still Believe, hay una canción dedicada al Chocolate (el de comer, ¡eh!), una de mis pasiones. He querido jugar con las voces, hacer coros con fuerza y segundas voces que aporten un pequeño plus a la producción.
Fue curioso porque, justo la semana antes de entrar a grabar me quedé sin voz (no me gusta grabar en otoño-invierno porque es más fácil constiparse, y eso me pasó). La grabación empezó con la parte instrumental, con lo que pude descansar un poco más y recuperarme, más o menos a tiempo para empezar a cantar. Curiosamente, el primer día, creo recordar, grabé del tirón 8 temas. Puede parecer poco. Un día entero para 8 canciones, pero supongo que los que hayan grabado sabrán lo que supone. Al final, en un disco quieres poner lo mejor, y eso hace que repitas y repitas. Un directo es diferente, suena lo que haces en ese momento, pero la grabación en estudio requiere ser más perfeccionista. Es un proceso que me encanta. De hecho, entrar en el estudio y grabar es de lo que más me gusta. Escuchar cómo las maquetas cogen la identidad que tienen que coger y crecen hasta sonar como quieres que suenen. Es una pasada.
Es un disco muy tranquilo. La ausencia de batería, bajo y guitarras distorsionadas lo convierten en una sensación más reposada, a excepción de "You Say I'm Cold" que es otro rollo, es como si no tuviera que estar en este disco, pero yo creo que sí. Como me suele pasar, no soy capaz de elegir una canción u otra como la que destacaría, o la que sería el single. Tanto "Still Believe" como "New Bright World -2015" tiene ya un videoclip (muy sencillo, como todo lo que he querido que respire el disco) pero no por ser las que considere que deban tenerlo, si no porque el concepto visual lo veía más sencillo. "New Bright World -2015" es parte de la grabación en la Bucbonera, y para "Still Believe", mi jefe Álex Samaranch me grabó solo con una cámara (sin luces, maquillaje ni nada extra) en la terraza de un hotel de la Gran Vía de Madrid. En una hora lo teníamos grabado. Monté ambos vídeos yo mismo y... bueno, ahí están. Son una pieza para acompañar a la música. Soy poco audiovisual, pese a trabajar en una productora de publicidad. No  soy fan de los videoclips, soy fan de la música, y no me gusta que el video robe protagonismo. Pese a ello, me encantan los vídeos y música de Michael Jackson, pero creo que es del único que admiro ambos. Pues esto venía... que me lío y se me va... a que no tengo una canción que crea que tenga que ser la que refleje el resto del disco. De hecho, como ya hice en "Hello" las canciones están ordenadas alfabéticamente (así no se me enfada ninguna).
Ojalá consiga que todas ellas sean escuchadas y que si me llegan comentarios no sean solo de una. Está claro que esa dispersión puede no ser buena en términos de relacionarme con una canción y por lo tanto tener menos impacto, pero... a mí me hará muy feliz saber que NO solo una o dos canciones están gustando. Porque sí, que nadie lo dude, me encantaría que mis canciones gustaran, pero por sí mismas, porque son como son.
Me encantaría que la primera vez que alguien escuchase "Still Believe" con mis 14 niñas, lo pudiera hacer con calma, relajándose en su sofá, en el equipo de música o con los auriculares, sin el móvil, sin la tele, sin distracciones, solo escuchando. Y después, que me escribiera diciendo qué ha sentido, sea lo que sea.
Ah, como curiosidad, el concepto y diseño gráfico del CD (libreto, portada, logo, fotos) también son cosa mía. Para las fotos, conté con la ayuda de Álex Samaranch en una sesión en nuestra empresa: Bamf Producciones, y para el diseño y logo, la finalización, para entregarlo correctamente, conté con Estudio Fénix, empresa hermana de Bamf (vaya, que todo quedó en casa).
El libreto del CD incluye, como suele pasar, las letras de las canciones y, también, los acordes de todas menos una. No sé, igual a alguien le apetece tocar alguna y... para qué ponerlo difícil. Y otro detallito, también incluye la fecha de nacimiento (para algo son mis niñas). Para mí, esa fecha es en la que me vino la primera idea: ritmo, letra, melodía, riff, estribillo... Es la fecha que anoto en mis grabaciones y... ¿por qué no?
Me gusta estar en todo el proceso y si puedo hacer varias cosas, pues me hace sentir bien. Posiblemente habrá quien lo vea como un error, yo lo veo pues... no sé, como lo he estado haciendo (de hecho con "Stay with Me" y "Hello" fue lo mismo).
"Still Believe", tiene que ver la luz entre mayo y junio de este 2016. Aunque se masterizó a finales de 2015, no he podido sacarlo antes por falta de tiempo. Lo que sí he hecho ha sido ir tocando algunas de las canciones en mis conciertos acústicos y, de momento, parece que tienen buena aceptación.
"Still Believe", saldrá en formato digital (La Cúpula Music, como "Stay with Me") y en formato físico (Temps Record, como "Hello").
Actualmente estoy haciendo pequeños conciertos en solitario, tocando yo la guitarra, espero poder reunir de nuevo a la banda para poder tocar en formato completo y eléctrico.
Algunas de las canciones tienen vídeo o videoclip de acompañamiento.
  • Still Believe, grabado en Madrid
  • New Bright World, grabado con Laura Soler en el estudio Bucbonera Studios durante la grabación del propio tema
  • Running Now, grabado en Campo López (Lorca-Murcia) con mi móvil
En preparación You Say I'm Cold y I'm Ready to Be Happy Today.
A día de hoy, final de verano de 2016, ya estoy pensando en los próximos discos. Uno de ellos es posible que sea de versiones, las que toco y canto en mis directos y el otro, que sería el 4º de estudio, probablemente lo lleve a un estilo mucho más rockero, de nuevo con toda la banda.
Ahora sí, ojalá estas palabras despierten tu curiosidad, si es así... házmelo saber, ¿vale?
Besos, abrazos y achuchones varios. Edu

Álbumes


1.- Chocolate
2.- Hope
3.- I Don’t Wanna See You Fall Tonight
4.- I Will Be There for You
5.- I’m Ready to Be Happy Today
6.- It’s Alright
7.- Lost Opportunity
8.- New Bright World – 2015
9.- Running Now
10.- Still Believe
11.- When Will You Cross the Line?
12.- Words that Are Walls
13.- You Say I’m Cold
14.- You’ve got to Try This

1. A Hope in Fate
2. All your Thoughts Are His
3. Dream your Dreams
4. Go away
5. Hello
6. Hero
7. I’m not a shiny Boy
8. I’m Pleading
9. Last Sin
10. Long Time
11. Magical Life
12. Makeup for Love
13. My sweet Heart
14. Shooter
15. Sing this Song
16. The only Star
17. Too late

1. Summer Lover
2. Then Someday
3. Stay with Me
4. Freneside
5. Jump and Dance
6. How Many Hearts
7. New Bright World
8. Run Wild
9. Walk On
10. Green Box
11. I Never Fall
12. Wanna Be There
13. How Many Hearts (cover Luis Robisco – guit clásica)

Conciertos.